Categorías
Artículos

Claro que sí guapi, o la estrategia SEO ruinosa

Estrategia SEO ganadora: Lo que NO tienes que hacer con los contenidos de tu web o canal de Youtube.

En su momento, alguien avispado y que habla de estrategia SEO en sus charlas de ascensor, podría pensar que el término de moda estaba generando mucho tráfico en internet. Gracias al televisadísimo anuncio de Chicfy, su frase estrella “Claro que sí, guapi” estuvo hasta en la sopa. Se convirtió en parte de la cultura popular, y como tal, estuvo cierto tiempo de moda y pronto será cubierta por las arenas del tiempo y olvidada, como tantas otras.

Esta persona probablemente abriría Google Trends para comprobar que sus teorías son, de hecho, una realidad:

Google Trends claro que sí guapi

Google Trends “¡Madre mía! Seguramente a nadie se le ha ocurrido”, se dirá, “Voy a repasar el cursito de inbound marketing que hice y voy a empezar a escribir posts como un loco, plagando el texto de guapi y claro que sí guapi, y así atraeré mucho tráfico a la web de mi academia de idiomas”.

A su academia de idiomas. Fantástico…

Un momento, ¿artículos sobre aprendizaje de idiomas y formación plagados de guapis? Que alguien llame rápido a nuestro amigo y que deje de escribir, por favor.

Con mucho inbound marketing (y un poco de suerte)

Veamos: imaginemos que, con mucho esfuerzo, su blog termine posicionando en esos términos, y las búsquedas relacionadas lleven tráfico a la web de su academia.

Pero, realmente, ¿qué porcentaje de esas visitas será tráfico realmente interesado en aprender un idioma? Quizá alguna lo esté por casualidad.

Pero todo ese esfuerzo en inbound marketing, escribiendo posts, para captar un par de interesados casuales, ¿tiene sentido? ¿Cuántas visitas así captadas, aguantarán en la web más de unos segundos? Habrán pulsado atrás en menos de lo que dices guapi.

Es muy tentador, en el site de un negocio o en un canal de Youtube, querer sumarse a modas con artículos o, en el caso de Youtube, vídeos, relacionados con esa moda aunque nada tengan que ver con el negocio y la temática tratada habitualmente, con el propósito de arañar unas cuantas visitas.

Conoce a tu público

Con una buena estrategia SEO, lo primero que debe hacerse siempre en estas situaciones, es detectar si el público que estimamos que realizará las búsquedas de esos términos, es nuestro público objetivo.

Si no lo es, mejor guardar el portátil de nuevo y esperar a tener una idea mejor.

Si lo hacemos, nuestra web posicionará para un público que no nos interesa, y en Youtube atraeremos un público que abandonará rápidamente el vídeo al ver que nada tiene que ver con lo que buscaba, lo votará negativamente, le pondrá un comentario negativo y arruinará el posicionamiento del vídeo y del canal al completo.

Los verdaderos interesados en el contenido de ese vídeo, nunca lo verán como sugerencia de Youtube dado que el algoritmo de Youtube lo considerará irrelevante, con ese feedback de usuario tan negativo, y nunca llegarán a él.

Una mala estrategia SEO puede penalizar el posicionamiento de tu web o de tu canal de Youtube.

Crea contenido relevante para tu público

En tu web, céntrate en escribir únicamente sobre temas que atañen a tu negocio o que hayas detectado que generan visitas de interesados potenciales de tu servicio o producto.

En tu canal de Youtube, trata únicamente temas que tengan que ver con la línea editorial de tu canal y que interesen a tus suscriptores, y describe adecuadamente los vídeos con textos y etiquetas que realmente representen el contenido del vídeo, sin caer en la tentación de utilizar palabras no representativas sólo porque están de moda.

Debes estar muy seguro de que seguir determinadas modas te beneficiará, antes de utilizarlas en tu estrategia. Si no estás muy, muy seguro, puedes acudir a profesionales como los que formamos The Online Marketing Studio, y te ayudaremos a definir esa estrategia de contenidos para Youtube o para tu web.

Categorías
Artículos

«Tú hazme una web, y luego ya veremos qué ponemos». Errores del desarrollo web.

Cómo NO debes encarar tu proyecto de desarrollo web.

Muchas empresas ponen en marcha un proyecto de desarrollo web sin saber exactamente qué quieren contar en su nueva web.

Probablemente lo han puesto en marcha porque, fuera de toda duda, es algo que realmente necesitan, o alguien que sabe mucho de esto de internet se lo ha sugerido, o, bueno, han oído por ahí que una web viene bien.

“¿Qué contenidos tendría?”, será la pregunta de cualquier agencia o consultoría.

“No sé, las secciones típicas. Noticias, contacto…”, contestarán.

Desgraciadamente, aún hoy en día muchas empresas acometen sus proyectos de desarrollo web sin darles la importancia que tienen. Y esto en muchos casos hace que el resultado final no sea el óptimo.

Empezar la casa por el tejado

El peor error es empezar del revés. Una vez tienes la web como un esqueleto vacío con textos de relleno, enfrentarte a la horrible realidad de que quizá no sea eso lo que te hacía falta. Has comprado un libro con 100 páginas en blanco que tienes que rellenar después.  Y quizá hubiera valido con 10 páginas.

Si previamente hubieras hecho un esquema en unos folios, ahora no te verías abocado a rellenar páginas y páginas… o a arrancarlas (con lo bonito que era el libro, qué feo está ahora).

Tu escaparate en internet

Una web es el escaparate de tu empresa en el mundo intangible digital. En internet, todos somos iguales hasta que se demuestre lo contrario. Hasta que esto suceda, tu empresa, tu negocio, puede ser tan grande como tú quieras que sea, y la imagen que transmites a través de tu página web te representa ante aquellos que te conocen sólo por ella.

Una web con textos descuidados, secciones aleatorias, fotografías mal seleccionadas, noticias desactualizadas y mensaje inexistente, es el equivalente físico a una oficina con muebles anticuados, una fachada desconchada, un letrero con una letra caída, una recepcionista apoltronada en su asiento limpiándose los dientes con las uñas.

Lo digo de nuevo: en internet, eres tu web.

No importa lo grande e importante que seas si quien no te conoce tiene un primer impacto negativo por desgracia de tu web.

Y, por el contrario, si eres pequeño y estás empezando, tu web puede trasladar confianza y sentimiento de solidez si está bien construida, y ser una gran herramienta de captación de oportunidades de negocio.

Desde luego, es como para dedicarle un rato antes de lanzarla, ¿verdad?

Identifica el target de tu página web

Lo principal es identificar a quién va dirigida. Está claro que en tu web podrá entrar cualquiera, pero, de todos aquellos que entran, ¿quién te interesa realmente? ¿Cuál es tu público objetivo?

Una vez identificado ese público, ¿qué quieres contarle? Probablemente tu primer impulso sea subir fotos de tu perrito (¡por fin tienes un sitio donde hacerlo!), pero seguramente esto no interese a tu público (por bonito que sea), así que tendrás que pararte a pensar un poco más. ¿Quieres venderle tu producto? Seguro que sí. ¿Quieres hablarle de tu empresa, de su trayectoria y proyectos realizados? Probablemente. Ya vamos avanzando.

Sintoniza con tu público

Es importante definir el tono de la comunicación. Según a quién nos vayamos a dirigir, el copy de textos será más o menos informal, hablaremos de tú o hablaremos de usted, los textos serán cercanos, neutros, creativos, divertidos, serios… Aparcaremos por ahora el “tío” y el “colega”, a no ser que, bueno, hayas detectado que eso es justo lo que quiere leer tu target. Ya ves que ha merecido la pena darle una vuelta a esto también.

Y en último lugar, todo esto que queremos contar, ¿cómo lo estructuramos? En eso ya te podemos ayudar expertos como The Online Marketing Studio. Ya has hecho un trabajo precioso, que es, muy, muy importante. Nosotros te ayudaremos a definir qué estructura web necesitas, si hace falta un sistema de gestión de contenidos, …y si tus noticias necesitan un espacio pequeño o grande para las fotografías (si vendes tornillos, probablemente no necesitas esa imagen a todo lo ancho “tan de moda”).

Empezando desde el principio

Puede suceder que, en ocasiones, todo este trabajo previo no sepas cómo acometerlo. No importa, te has dado cuenta de ello y asumes que es importante. Nosotros te ayudaremos, desde el principio.

En The Online Marketing Studio somos especialistas en acompañarte en la creación de tu proyecto online. Trabajamos contigo desde el minuto uno para definir y después desarrollar el proyecto de desarrollo web que necesitas, justo ese y no otro. No uno porque esté de moda, con una funcionalidad porque se lleve, o un botón de redes sociales no-sé-dónde porque mucha gente lo pone ahí. Te entregamos el producto que (o tu empresa) necesitas.

Es un viaje apasionante que nos encantará recorrer contigo.